Sobre las descargas de Internet

3 02 2010

Imagen "prestada" de Genbeta

Si no fuera porque conozco el tema, se diría que cuando veo la tele, oigo la radio o leo la prensa me crea la sensación de que “descarga de Internet” equivale a “delito” o por lo menos a “cosa reprobable”.

¿Por qué criminalizar la red de redes y las posibilidades de obtener lo que necesito?

Se me ocurren varias razones… y al final todas son de tipo económico, de pérdida de monopolio/oligopolio o de “poder”:

  • Wikipedia es una dura competencia para las enciclopedias (en papel o CD/DVD).
  • Los programas gratuitos hacen que se vendan menos programas “de pago”.  ¿Conoces OpenOffice? (por poner un ejemplo)
  • Los sistemas operativos gratis hacen pupa a Microsoft, Apple y otros.

Hay alguna gente que sale perdiendo con este nuevo paradigma, tienen dinero y poder y no quieren bajarse de la burra, pero, ¿no será que están obsoletos? quizá algunos oficios y modelos de negocio están condenados a desaparecer porque la economía capitalista no puede subvencionar estas cosas (porque lo pagamos todos y no estamos en estos tiempos para hacer de almas de la caridad).

Para defenderse están intentando crear la idea de “descarga=cosa mala”.  Por supuesto que hay descargas poco lícitas de programas que tienen un precio excesivo, de música que diríase está en CDs de oro o de películas que cuestan un ojo de la cara y que probablemente veas sólo una vez (y si lo haces).

Señores del cine, de la música, de los libros y del software, piensen y cambien.

Algunos adelantados ya lo están haciendo, hay músicos que entienden que las discográficas son unas lampreas y que tienen que ganar dinero con los conciertos, currando cada día.  Cuelgan su propia música en Internet para que tenga una difusión rápida y barata. ¿Están locos o han aprendido la lección?

Por otra parte, ese “delincuente de 14 años por bajarse el último disco de su grupo favorito”, que se compraría si tuviera un precio razonable, a lo mejor piensa que no necesita una bonita caja del CD con extras que nunca mirará y con una promoción publicitaria que cuesta un riñón si sólo lo va a escuchar en su reproductor MP3.

No está en crisis la música, ni los libros, ni el cine (que se lo digan a Avatar 3D), ni el software… están en crisis los negocios de algunos personajillos con mucha mano en los medios.

¿Somos piratas? claro, y ya pagamos por ello (ya saben, la tasa que pagamos por todo cacharro con algún tipo de memoria de almacenamiento)… y como pago tengo derecho a hacerlo (ya decidiré yo si lo llevo a cabo o no).

No he mencionado explícitamente los juegos de videoconsolas y PC pero prometo hacerlo en otro artículo más específico del tema.

Que no se me olvide: “Podéis descargaros y copiar este artículo las veces que queráis y sin pedirme permiso”.  Eso sí, se agradece comentar de donde se ha tomado prestado 🙂

Como burla final os pongo el logotipo de “thepiratebay.org” obtenido de forma legal.